Saltar al contenido
Hornos Portátiles para Pizza

Receta de masa de pizza italiana

En masas para pizza encontraremos infinidad de recetas, por eso, hoy queremos ofrecerte una receta simple, con la que seguro lograrás una pizza espectacular.

Ingredientes para la masa de pizza

  • 1 kg de harina de fuerza
  • 560 ml de agua fría
  • 25 ml de aceite de oliva
  • 25 gr de sal
  • 14 gr de levadura fresca (puedes remplazarla por 5 gr de levadura en grano)

Manos a la obra

Antes de empezar, pesa y ten listos todos los ingredientes, así podrás esta masa de forma rápida y sencilla. Puedes trabajarla a mano o usar una amasadora eléctrica, aunque no hay nada como decir que la amasaste tu!

  1. En un bowl grande pon la harina, reserva unos 100 gr para irla engordando luego.
  2. Disuelve la levadura en el agua, haz un hueco en el centro de la harina y agrega la mezcla.
  3. Con la mano, o una cuchara de madera, empezamos a mezclar la harina con el agua y levadura, poco a poco y con movimientos del centro hacia afuera.
  4. Agrega el aceite de oliva y continúa mezclando, haz lo mismo con la sal.
  5. Sigue removiendo. Ya debes tener una masa de consistencia pegajosa.
  6. Si usas una amasadora, déjala trabajar hasta obtener una masa lisa y firme.

Amasado a mano

  1. Preparamos la encimera o el área que destinemos para el amasado. Acuérdate de enharinar la superficie.
  2. Empezamos a trabajar la masa con las manos. la estiramos y retorcemos como a un churro. haremos esto varias veces, luego la juntaremos y amasaremos por 10 minutos.
  3. Ahora la masa estará mas elástica y homogénea, y la podemos manejar con más rapidez.
  4. Debes amasar hasta que la masa ya no se pegue en tus manos. Puedes ir agregando harina de poco en poco hasta llegar a este punto.
  5. Cuando la masa este en su punto, formaremos una bola con ella. Enharinamos un bola de masa. Cubrimos el bowl con un trapo y la dejamos reposar entre 45 minutos y una hora.

Si deseas obtener mejores resultados, guarda la masa en la nevera y deja reposar ahí de un día al otro, así el leudo sera más lento, consiguiendo una burbuja fina.

Puedes congelar tu masa y reservarla para cuando la necesites. No te olvides de cubrirla con plástico film antes de mandarla al congelador.  Para descongelarla, saca el día antes y guárdala en la nevera.

No uses rodillo de amasar, esta más es muy ligera y elástica, la podrás trabajar con las manos, como una masa profesional.

PIzza margarita

YA tienes tu masa para pizza. ¿Te falta pasta de tomate? No te pierdas esta receta de passata di pomodoro, es espectacular!